Semana I – Sábado:  Beato Mario Borzaga, o.m.i. (27.08.1932 – 01.05.1960)

 

sacerdoti_-_padre_mario_borzaga_imagefull
Cada día no nos faltan enfermos a los que cuidar; cuántas horas se van en este ejercicio de caridad y paciencia… En la misión somos una quincena de personas – padres, alumnos y catequistas, con mujeres y niños – a los que hay que garantizar el pan, o más bien el arroz, de cada día…

 Además, las directrices de Propaganda Fide piden a cada misionero que pase al menos diez días al mes entre los paganos para evangelizarles: no me queda mucho tiempo para dormirme en los laureles… Pero trabajar así vale la pena: el Señor bendice nuestros pobres esfuerzos.

En cuanto a la guerra, nuestra zona está ahora en calma desde la carretera de Vientián hasta Louang Prabang, que atraviesa el pueblo; en efecto, los rebeldes se mantienen lejos de las vías de comunicación. Dicho esto, llega hasta nosotros a veces el olor del peligro; vemos como todos los nuestros alzan la guardia en el pueblo durante la noche. En cuanto a nosotros, avanzamos sin miedo; no nos pararemos más que cuando lo quiera el Señor. Nos basta la gracia de Dios. El resto, aunque nuestras necesidades materiales son inmensas, cada día más, todo eso nos parece superfluo.

Carta de Mario Borzaga a un tío sacerdote,
6 de Enero de 1960

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s