Semana II – Miércoles: Beato Louis Leroy, o.m.i. (8.10.1923 – 18.04.1961)

aa

Entre los cristianos, tenemos aquellos que viven su cristianismo profundamente y que estarían dispuestos a verter su sangre, si fuera necesario, para confesar su fe. Un cristiano ya avanzado en edad, bautizado desde hace tres años, decía al padre: cuanto estoy solo en la pista, rezo mi rosario para obtener para los cristianos la gracia de resistir a los comunistas si vienen a invadir nuestro país. Al lado de estos bellos ejemplos, hay otros menos hermosos, la debilidad de la naturaleza humana aparece en todas partes, el pecado original ha invadido a toda la humanidad; es fácil de constatar en cualquier parte donde nos encontremos.

Recientemente una propaganda comunista había hecho circular el rumor de que en menos de un año todos los padres habrían vuelto a Francia, los cristianos serían abandonados a su suerte, y cuantos quisieran ser católicos no podrían serlo en condiciones razonables. Esta propaganda había logrado inquietar algunos espíritus que declararon: en ese caso, más vale esperar para entrar en la religión. Al mismo tiempo teníamos la alegría de ver cómo nos solicitaban desde numerosos pueblos. ¡Ojalá la solicitud sea sincera!

Cartas de Louis Leroy a los carmelitas de Limoges,
2 de Marzo y 13 de Noviembre de 1956

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s