Semana II – Sábado: Beato Michel Coquelet, o.m.i. (18.08.1931 – 20.04.1961)

couqEstoy muy contento de mi primera Navidad en la selva. Fui a decir la misa de Medianoche en uno de nuestros “servicios”, a 1 h ½  de marcha, pero ¡qué marcha!

Primero hay que precipitarse durante tres cuartos de hora por una pendiente muy pronunciada, atravesar un gran torrente por medio de una especie de “puente de mono”, luego volver a subir durante otros tres cuartos de hora por un costado también escarpado. Caminar así, bajo un hermoso cielo azul y un sol radiante, en un bosque lleno de hojas e incluso flores, ¡me ha costado darme cuenta de que estábamos a 24 de Diciembre!

En la aldea oí las confesiones (en laosiano, lengua que los adultos conocen suficientemente bien, aunque no sea la suya). Tras la oración de la tarde en común, algunos niños me hicieron compañía hasta la Misa de Medianoche.

A medianoche casi todo el pueblo estaba allí, apretujado en torno a la pequeña iglesia de barro y bambú. Muchos volvieron para la Misa de la Aurora. Después tuve aún que cuidar a los enfermos; nunca faltan, desde las pequeñas lesiones hasta las altas fiebres, y es a veces embarazoso, ¡con la escasez de medicamentos y la poca ciencia médica que uno posee!

Carta de Michel Coquelet a su familia,
28 de Diciembre de 1957

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s