Los Nuevos Beatos

Los 17 Mártires de Laos

Laos presenta a la cristiandad a sus « Testigos de la Fe del siglo XX », 17 hombres que murieron mártires entre 1954 y 1970: un joven sacerdote laosiano, 5 sacerdotes de las Misiones Extranjeras de París, 6 oblatos de María Inmaculada – un italiano y 5 franceses -, y 5 laicos laosianos. Beatificados en Vientián el 11 de Diciembre de 2016, son celebrados en 2017: el 5 de Febrero en Notre-Dame de París, el 30 de Abril en Trento (Italia), y el 17 y 18 de Junio en Notre-Dame des Neiges en Belleville (Illinois, Estados Unidos).

1-m-d-l-4Como antes en Roma o en Lyon, en Laos la Iglesia nace de la sangre de los mártires. En el año 2.000, S. Juan Pablo II pedía a los cristianos honrar a los Testigos de la Fe del siglo XX. Como respuesta a esta llamada, Laos sometió al juicio de Roma 17 hombres, laosianos y misioneros europeos. La historia de su vida y muerte nos sumerge en los sobresaltos de la gran historia que, poco después de la Segunda Guerra Mundial, vio caer en el comunismo ateo a las naciones del este y sudeste asiático. Con gran heroísmo, estos hombres siguieron en sus puestos, fieles hasta el final a Jesucristo, a las instrucciones romanas y al pequeño pueblo de Dios a ellos confiado. Entre 1954 y 1970, serán asesinados “por odio a la fe”.

José Tiên, protomártir, era sacerdote desde hacía 4 años. Tras ser aconsejado de casarse para convertirse en un “ciudadano normal”, eligió sin dudar: “Obedezco a la Palabra de Dios, a la que he jurado ser fiel. Estoy dispuesto a dar mi vida por mis hermanos de Laos.” Thomas Khampheuane, que contaba por entonces con apenas 16 años, también estaba dispuesto. Su maestro de escuela atestigua: “El P. Lucien Galan me preguntó si había voluntarios para acompañarle hasta los catecúmenos, pero ninguno de los 30 alumnos estaba dispuesto a ir con él: el peligro era evidente. Entonces Thomas se presentó voluntario: no quería dejar al Padre irse solo hacia el peligro.” En cuanto al P. Jean Wauthier, al regreso de una gira misionera a un pueblo lejano, murió con las botas puestas, con la mochila a la espalda, el rosario en la mano, tras haber refugiado a sus jóvenes compañeros…

Estos 17 hombres admirables, identificados con Cristo en la vida y en la muerte, forman con Él los pilares sobre los que se asienta la Iglesia de Laos. El 11 de Diciembre de 2016, esta joven Iglesia celebró su beatificación – un acontecimiento totalmente inédito para el país. Francia los celebra a su vez el domingo 5 de Febrero de 2017 en Notre-Dame de París, ya que 10 de sus hijos vertieron su sangre, por el Evangelio, con la de los laosianos.

Padre Roland Jacques, o.m.i.

Anuncios